Consejos para cocinar pasta

1. Si compráis tomate en lata , buscad la mejor calidad que podáis. elegid el que viene cortado en vez del entero, He intentado utilizar el entero en muchas ocasiones, pero las salsas se me han aguado y no me han salido tan buenas. En el reino Unido, conviene comprar marcas italianas, ya que el resto no sabe mas que a agua, pero por suerte para vosotros, en España hay tomates deliciosos.

Esta receta se basa en el uso de tomate en lata, pero por supuesto podríais utilizar frescos. Si hacéis eso, calcular una perdida de volumen al cocinar, yo diría que del 25% (un cuarto). Una cosa que ayuda a reducir el agua y concentrar el sabor es quitar las pepitas y la parte acuosa antes de cocinarlos.

2. Los ingredientes son simples, así es que cada uno es importante. Si no podéis comprar marisco fresco, comprad congelado sin pre cocinar. Aseguraos de que el marisco esta completamente descongelado antes de cocinar para evitar que la salsa se llene de agua y el marisco no se cocine en el centro.

Mi método es sacarlos del paquete y colocarlos en un bol de agua fría del grifo. La diferencia de temperatura enfriara el agua e ira descongelando el marisco. Llegara un momento en que el agua este tan fría que el proceso se detendrá. Entonces podéis quitar el agua y reemplazarla con agua fría. Repetir el proceso hasta que se haya descongelado completamente. Cuando se hayan descongelado, secadlos con una toalla de papel de cocina.

No seáis impacientes y los coloquéis bajo el grifo con el agua corriendo. Desperdiciáis el agua y no es mas rápido.Tampoco uséis agua caliente o peor, el microondas, ya que queréis que estén crudas a la hora de cocinar.

3. Sal. Desde que Arguiñano habló de la sal de Maldon y mi madre me pidió que le comprase unas cajas, no uso otra. No solo eso, sino que es uno de los souvenirs favoritos de mi familia japonesa. Mi suegra solía llevar una docena de cajas para sus amigas y aun hoy en día , cuando compañías japonesas como Isetan (equivalente al Corte Ingles) la venden seguimos llevando cajas. Y es que al precio equivalente de 850 pesetas en yenes japoneses, merece la pena.

4. Cuchara de palo: creo que para cocinar comida italiana es,ademas del delantal, una de las herramientas vitales, especialmente si utilizáis sartenes de teflon que se puedan rayar.

5. Para preparar la pasta, os recomiendo mirar las instrucciones del paquete en relación al tiempo de cocción, ya que cada marca es diferente. Las reglas generales son: salar el agua, hervir el agua antes de echar la pasta y 100gr por persona de pasta seca para plato único.

6. Os recomiendo que probéis los alcaparra antes de utilizarlos en la receta de puttanesca. Tiene un sabor muy característico que , personalmente, encuentro difícil. En todo caso, he decidido escribir la receta tal y como es, no como yo la hago, para que podáis decidir libremente.

7. Otra confesión es el tipo de pasta de la puttanesca. Este plato siempre se sirve con spagetti, pero casarecci , la pasta que veréis en la imagen, añade una textura que me encanta. A la hora de elegir pasta, mi amigo Raffaele (mi asesor de ingredientes Napolitano) me explicó que hay que asegurarse que el paquete diga “corte al bronce” ya que la calidad es mejor y la pasta mantiene la forma y textura.