Vaya ladrillo

Image by Little Visuals from Stocksnap

“Hace unos días Javier Mesones publicaba un articulo enEl Economista hablando de cómo las constructoras asiáticas están arrebatando el mercado a nivel mundial. Sus estadísticas, ahora un poco antiguas, se centraban en el marco global y por ello (bajo mi punto de vista) no reflejaban completamente lo que los anglosajones definen como “the bigger picture”.

  • Como miembro del sector de la construcción, este tipo de articulo me decepciona, ya que la industria se extiende mucho mas allá de las obras de gran escala.
  • Como arquitecto anglo parlante trabajando en el Reino Unido en los últimos quince años, me decepciona porque el contenido de este tipo de articulo es insuficiente. I.e. Se limita a describir números que un@ puede encontrar en Google sin identificar oportunidades o soluciones.

En los últimos tiempos, nos hemos acostumbrado a tolerar que la prensa invada nuestro espacio de manera contínua, casi sin permiso, no para inspirar debate y crear pensamiento pro-activo, sino para (simplemente) recordarnos lo negativo o lo obvio. Gracias a ello nuestro campo de vision se limita , por ejemplo, a las imposiciones económicas europeas y olvidamos tanto del propósito de la creación de un mercado común como de las oportunidades que el mismo nos puede ofrecer.

Ademas, con tanto enfoque en los mercados emergentes la mayoría de la pequeña y mediana empresa ve difícil identificar areas de oportunidad en el viejo continente. Y lo cierto es que las hay.

Por ejemplo:

  • El envejecimiento de la población, abandono del sector de la construcción por profesionales cualificados (a raíz de la recesión) y los estereotipos han creado un problema serio para el mundo de la construcción en Europa… y el mundo. En el Reino Unido, por ejemplo, las estadísticas señalan que la falta de mano de obra y personal cualificado combinadas con una alta demanda en el sector residencial, son una de las causas del incremento de costes de obra. (Mientras, en España, numeroso personal cualificado se desespera por falta de oportunidades) (leer mas aqui)
  • Por otro lado, la demanda de vivienda en el Reino Unido ha creado problemas en las cadenas de suministro. La escasez de ladrillo es un ejemplo en el que los tiempos de espera se han alargado tanto que los contratistas se ven obligados a sacrificar el diseño o acceder a suministros en países como Holanda. (leer mas aqui) Mientras tanto, en España, los hornos se apagan por falta de mercado.

En mi trabajo como Presidenta regional de la Asociación Nacional de Mujeres en la Construcción (NAWIC) trabajo en la búsqueda de soluciones sostenibles y de largo plazo; pero como dijo un contratista Japonés en una de nuestras reuniones estratégicas; atraer a gente nueva y enseñarles la profesión toma tiempo y estrategias paralelas deben explorarse.

No voy a pretender que ir a Europa en busca de trabajo es una solución a largo plazo al problema de desempleo en España, pero si una oportunidad viable que merece la pena explorar a nivel individual.

Y a nivel de empresa, el mercado Europeo:

  • Nos permite movernos, colaborar y construir un futuro que pueda beneficiarnos a tod@s.
  • Tiene pequeñas y medianas empresas que buscan asociarse con otras de ideas afines con las que embarcarse en proyectos de escalas mayores.
  • Tiene empresas de mayor escala que buscan asociarse con proveedores en los que puedan confiar.

Para terminar, os voy a contar dos historias que espero os gusten:

Hace un par de años llevé un proyecto de regeneración en el que una empresa alemana construyó la fachada. Un día, a las siete de la mañana recibi una llamada que me sacó de la ducha. Mi jefa de obra (si, jefa) llamaba para pedirme ayuda. Las ventanas habían llegado a obra en un camion desde Zaragoza (conducido por una conductora que no hablaba ingles), y necesitaba que yo le explicase como llegar a la zona de descarga. Ni el idioma, ni el camion, ni la distancia impidió que nos trajese las ventanas. Hoy en día, el proyecto es central a la nueva identidad del barrio en el que se encuentra y la empresa Zaragozana contribuyó a dicho cambio gracias a su colaboración internacional.

Hace tres semanas asistí a una conferencia especializada donde di una charla. En la misma, tres empresas españolas presentaban sus productos a una nueva audiencia. Cuando fui a saludarles, me confesaron sorpresa ante la fascinación que sus productos habían despertado. Debido al desconocimiento de las practicas constructivas de la peninsula, productos que ellos hubiesen considerado “normales” levantaron curiosidad y les hicieron ver nuevas oportunidades en las que ya están trabajando.

La moral de la historia es simple; existen oportunidades en Europa, no sólo imposiciones. Y para acceder a ellas, debemos aprender de las empresas asiáticas a las que se refería el articulo y enfrentarnos a los retos como tal, no como barreras.

(El articulo en El Economista , aqui)”  Article originally published in my Womenalia blog “Fronteras Invisibles” on the 19th of July 2015

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s